logoCorazon

Galicia Bilingüe envía a los grupos municipales de Cee una alternativa de ordenanza, legal, y en la que comparten espacio gallego y castellano

Vigo (4-12-15). Galicia Bilingüe le ha remitido al alcalde de Cee y a los portavoces de los partidos con representación en este ayuntamiento, el texto para una ordenanza de usos lingüísticos en la que gallego y castellano comparten espacio y que se ajusta a la legislación vigente. Tras haberse rechazado hace un mes por mayoría la ordenanza de corte nacionalista propuesta por el alcalde de Cee, que sólo apoyaban IxC y el único concejal del BNG, se acordó solicitar un informe jurídico que, finalmente, será elaborado por la Diputación provincial. La ordenanza nacionalista es incompatible con la ley, ya que excluye el español del ayuntamiento casi por completo. La ordenanza que hoy les ha enviado Galicia Bilingüe a los partidos con representación en el ayuntamiento, respeta escrupulosamente la ley,  los derechos de los hablantes de ambas lenguas, y se ha redactado siguiendo los modelos de los países con más de una lengua.

Además de difundir la ordenanza que propone, Galicia Bilingüe, también da a conocer la ordenanza nacionalista propuesta por el alcalde, destacando las palabras gallego y castellano en colores para mostrar hasta qué punto se trataba de una ordenanza que buscaba eliminar el español del ayuntamiento. El texto de la ordenanza  empezaba reconociéndolo como lengua oficial, pero después lo iba expulsando de todos los espacios. Como se puede ver con claridad, el texto propuesto por el alcalde y apoyado por el BNG, no era una ordenanza para promocionar el gallego, sino para eliminar el español de una manera casi enfermiza. A pesar de esta realidad abrumadora, las plataformas nacionalistas que se disfrazan de defensores del gallego y el sector cultural subvencionado, llevan semanas intentado manipular a la opinión pública de Cee tachando de gallegófobos a los concejales y a las asociaciones que piden respeto a la ley y a la cooficialidad de las dos lenguas. Es el mundo al revés, los que le tienen fobia al castellano y quieren eliminarlo de los ayuntamientos, tildan de gallegófobos a quienes reclaman que en éstos se usen las dos lenguas oficiales. Descarga pdf

Galicia Bilingüe envía aos grupos municipais de Cee unha alternativa de ordenanza, legal, e na  que comparten espazo galego e castelán

Vigo (4-12-15). Galicia Bilingüe remitiulle ao alcalde de Cee e aos voceiros dos partidos con representación neste concello, o texto para unha ordenanza de usos lingüísticos na que galego e castelán comparten espazo e que se axusta á lexislación vixente. Tras ser rexeitada hai un mes por maioría nun pleno a ordenanza de corte nacionalista proposta polo alcalde de Cee, e que soamente apoiaban IxC mais o único concelleiro do BNG, acordouse solicitar un informe xurídico que, finalmente, será elaborado pola Deputación provincial. A ordenanza nacionalista é incompatible coa lei porque exclúe o español do concello case que por completo. A ordenanza que hoxe lles enviou Galicia Bilingüe aos partidos con representación no concello de Cee, respecta escrupulosamente a lei e os dereitos dos falantes de ambas as dúas linguas, e foi redactada seguindo os modelos dos países con máis dunha lingua oficial.

Ademais de difundir  a ordenanza que propón, Galicia Bilingüe, tamén dá a coñecer a ordenanza nacionalista proposta polo alcalde destacando as palabras galego e castelán en cores para amosar ata que punto se trataba dunha ordenanza que buscaba eliminar o español do concello. A ordenanza comezaba recoñecéndoo como lingua oficial, pero despois ia expulsándoo de todos os espazos. Como se pode ver con claridade, o texto proposto polo alcalde e apoiado polo BNG, non era unha ordenanza para promocionar o galego, senón para eliminar o español dunha maneira case que enfermiza. A pesares desta realidade esmagadora, as plataformas nacionalistas que se disfrazan de defensores do galego, mais o sector cultural subvencionado, levan semanas tentado manipular á opinión pública, tachando de galegófobos aos concelleiros e ás asociacións que piden respecto á lei e á cooficialidade das dúas linguas. É o mundo ao revés, os que lle teñen fobia ao castelán e queren eliminalo dos concellos, chaman  galegófobos a quen reclaman que nestes se usen as dúas linguas oficiais. Descarga pdf

Enlace para enviar

Galicia Bilingüe aplaude que se aparque a ordenanza nacionalista ata que haxa un informe xurídico que a avale

Co contido actual é imposible que un informe a considere legal. GB propón que se modifique para que se permita o uso de galego e castelán no Concello.

(7-11-15).  A Asociación pro liberdade de elección de lingua remitíulles aos grupos municipais do Concello de Cee, un informe no que se analizaban as numerosas ilegalidades que contiña o texto da nova ordenanza de normalización lingüística, que o alcalde de Cee, Ramón Vigo, propuxera para a súa aprobación no pleno do pasado  xoves. Galicia Bilingüe coñeceu a ordenanza a través da consulta realizada por Modesto Rivas, concelleiro do PsdG,  que  entendía que o texto non se axustaba a dereito, algo que foi confirmado polo equipo xurídico de Galicia Bilingüe. No texto vulnéranse normas de rango superior, e hai varios artigos iguais aos xa declarados ilegais polo TSJG na Ordenanza de As Pontes de García Rodriguez  en sentenza de 23 de febreiro de 2006, por vulnerar os artículos 3.1 y 3.2 da CE e o artigo 5.2 do Estatuto de Autonomía. Asemade, a ordenanza de Cee tamén vai en contra a doutrina do TC na súa su sentenza sobre o Estatuto de Cataluña. A vulneración da legalidade provén principalmente da exclusión do uso do castelán.

A ordenanza que se propón en Cee é un copia pega das de Carballo e Pontevedra. No texto mesmo “coláronse” os nomes desas poboacións. O Alcalde esgrime iso como argumento para defender a súa legalidade, pero a realidade é que esas normativas existían antes da creación de GB e, polo tanto, cando a asociación pro liberdade de elección de lingua foi creada, xa rematara o prazo para recorrela. No caso de Cee, de ser aprobada a ordenanza ilegal, sería levada aos tribunais por GB.

A ordenanza proposta non é, como defenden plataformas pro imposición de lingua, como A Mesa, unha normativa para defender o uso do galego. O que se propón nese texto é a exclusión do castelán, que tamén é unha lingua oficial en Galicia. Se a ordenanza entrase en vigor, o castelán quedaría excluído de documentos e de prácticamente todo tipo de uso no concello. Mesmo os contratistas e proveedores do Concello non poderían usar libremente galego ou castelán como sería o lóxico, senón que estarían obrigados a usar o galego no seu trato co concello e tamén na realización dos seus servizos. A nova normativa afectaría tamén a garderías, escolas infantís, e cursos de formación. Soamente  se permitiría usar o español, xunto co galego, en casos moi tasados, como intervencións de cargos públicos en congresos, e en campañas de publicidade fóra de Galicia, e isto específicase claramente como unha excepción, co que queda claro que malia que se menciona o castelán nun artigo, o seu uso quedaría restrinxido a eses contextos moi contados.

Ademais de ser disparatado que nun concello se aprobe una norma que vai contra a legalidade vixente, Galicia Bilingüe agarda que o alcalde recapacite en propoña un texto que permita o uso de ambas as dúas linguas de Galicia. As políticas de imposición de lingua son negativas e inaceptables nunha sociedade democrática e só serven para encherlles o peto  aos que viven da súa imposición e para darlles azos a certos partidos que as usan para os seus fins.

Enlace corto para enviar

Galicia Bilingüe recurrirá la ordenanza lingüística de Cee  si  se aprueba mañana a pesar de las advertencias sobre su ilegalidad.

Gracias a un concejal del PSdG, han conocido la iniciativa y enviado un informe a los grupos municipales informando de las numerosas ilegalidades que contiene la ordenanza 

(3-11-15).  La Asociación pro libertad de elección de lengua ha remitido esta mañana a los grupos municipales del Ayuntamiento de Cee, un informe en el que se desgranan las numerosas ilegalidades halladas en el texto de la nueva ordenanza de normalización lingüística, que el alcalde de Cee, Ramón Vigo, ha propuesto para su aprobación en el pleno de mañana jueves. Galicia Bilingüe conoció el nuevo texto gracias a la consulta realizada por Modesto Rivas, concejal del PsdG en el ayuntamiento. Modesto Rivas, entendía que el texto no se ajustaba a derecho, algo que fue confirmado por el equipo jurídico de Galicia Bilingüe, que apreció vulneración de normas de rango superior, y varios artículos iguales a los ya declarados ilegales por el TSJG de de la Ordenanza de As Pontes de García Rodriguez, en sentencia de 23 de febrero de 2006, por vulnerar los artículos 3.1 y 3.2 de la CE y el artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía. Asimismo, la ordenanza de Cee también va en contra de la doctrina del TC en su sentencia sobre el Estatuto de Cataluña.

La ordenanza será sometida a votación mañana, en un pleno en el que habrán de pronunciarse al respecto: 5 ediles del partido en el gobierno, el Ix Cee, 4 ediles del PP de G, 2 del PS de G, 1 de Ciudadanos, y  1 del BNG.

En caso de resultar aprobada la ordenanza, Galicia Bilingüe, como asociación pro libertad de elección de lengua que defiende la co-oficialidad de ambas lenguas de Galicia, la recurrirá ante los tribunales. No sólo sería disparatado que se aprobara una normativa a sabiendas de su ilegalidad, sino que se trata de un texto que lleva el término  normalización en su título, pero que aboga por cualquier  cosa menos por lo que en cualquier democracia se entiende como normalidad. Lo normal, además de lo legal, en un ayuntamiento radicado en una comunidad autónoma que tiene dos lenguas oficiales y con habitantes que hablan una u otra lengua, es que ambas estén presentes en sus ayuntamientos, tanto en la señalización, como en los documentos, o en cualquiera de los servicios que presta a los usuarios. Eso es lo que sucede en todas las democracias cuando coexisten dos lenguas oficiales y lo que dicta la doctrina del TC. Será muy “normalizador”, pero no es normal, ni es ético, que una de las lenguas oficiales de Galicia esté proscrita en el ayuntamiento. Galicia Bilingüe reclama que la promoción del gallego se lleve a cabo sin restar derechos y sin ir en contra de principios democráticos.

A continuación copiamos informe remitido a grupos municipales.

ILEGALIDADES DE LA ORDENANZA DE NORMALIZACIÓN LINGÜÍSTICA, QUE EL ALCALDE DE CEE HA PROPUESTO PARA SU APROBACIÓN EN EL PLENO A CELEBRAR EL  JUEVES 4 DE NOVIEMBRE DE 2015.

Artículo 1.

“El gallego es la lengua propia ayuntamiento del ayuntamiento de Cee”

  El concepto de lengua propia está establecido por el TC. Se refiere a una lengua que se usa privativamente en ese ayuntamiento por contraste con otra u otras que se usarían, además de en ese ayuntamiento en otras partes del territorio, bien sea gallego o bien sea nacional.

“El gallego es el idioma de uso normal en el ayuntamiento de Cee”

El artículo determinado lo convertiría en el único idioma de uso normal, algo ilegal según la doctrina del TC. Aunque se incluye el inciso final de “como también el castellano, lengua oficial en todo el Estado”, el problema es de tipo “gramatical”; es decir, se trata de una redacción absurda y consideramos que ilegal.

Cabe destacar, que no ha lugar a utilizar la expresión “en consecuencia”. El hecho de que una lengua sea propia, en el sentido anteriormente citado, de un territorio, no la convierte necesariamente en oficial en ese territorio, sino que tal declaración está a expensas de una norma de rango estatutario, que no es una norma autonómica, ya que los estatutos de autonomía son normas con rango de ley orgánica que han de ser aprobadas por el Parlamento nacional, aunque han de ser ratificadas en referéndum por los españoles residentes en la C.A. correspondiente.

Es decir, que es absurdo que la ordenanza esté redactada en unos términos en los que se dé a entender que es el propio ayuntamiento el que tiene la potestad para declarar una lengua como propia – además de que el gallego es la lengua propia de Galicia y no la de cada uno de los ayuntamientos de Galicia – y mucho menos oficial. La declaración de oficialidad de una lengua en cualquier parte de España sólo le corresponde al Parlamento Nacional, sin perjuicio de posterior ratificación por referéndum.Ni el Ayuntamiento de Cee puede declarar que el gallego es su lengua propia, ni el de Cuenca que el castellano es la suya. Ningún ayuntamiento ni institución alguna fuera del Parlamento autonómico, tiene potestad para declarar al gallego como su lengua propia.

El artículo 1.3) es claramente inconstitucional si de él se deduce que el ayuntamiento excluye el uso del castellano de cualquiera de sus actividades administrativas. Por lo tanto, o es ilegal o carece de sentido.

El artículo 1.4 es claramente ilegal. Es idéntico en el fondo, y casi en la redacción, al artículo 1.2 de la ordenanza del ayuntamiento de As Pontes, que fue declarado ilegal por el TSJG.

El artículo 1.5 también sería ilegal ya que reconoce expresamente el derecho de los ciudadanos a ser atendidos, a obtener o recibir toda la documentación y notificaciones en lengua gallega, y no reconoce igual derecho para los que prefieran ser atendidos en castellano o a recibir toda la documentación y notificaciones en esta lengua. Esto va frontalmente contra la doctrina del TC.

Por último, si bien las normas de rango legal, sin perjuicio de que hayan de ser interpretadas conforme a la doctrina del TC, pueden consistir en enunciados generales y no muy concretos, y que no tienen por qué recoger expresamente tal doctrina, las normas reglamentarias, por su naturaleza y finalidad, han de recoger expresamente la doctrina del TC que afecte al ámbito jurídico del que traten. Respecto a esto hay sentencias de normas de carácter reglamentario aprobadas en Cataluña tras la STC 31/2010 sobre el Estatuto de 2006, por lo que sería igualmente posible impugnar una ordenanza municipal, que tiene carácter reglamentario.

De hecho el artículo 1.3 de la ordenanza del ayuntamiento de As Pontes no fue anulado porque establece lo siguiente:

no idioma oficial da súa elección.

Por lo tanto, si los reglamentos han de reflejar de manera expresa la doctrina del TC y la jurisprudencia del TS (por su carácter nomofiláctico, reconocido como fuente de derecho en el Código Civil), el artículo 1.3 ha de ser considerado ilegal, y ya no digamos el 1.4 y el 1.5, por las razones expuestas.

Es decir, que si de verdad no hay una intencionalidad perversa, además de ganas de cometer un grave error gramatical, el artículo 1º debería quedar así:

1) El gallego es la lengua propia de Galicia. (que es lo que dice el estatuto)

2) El gallego será idioma oficial del ayuntamiento de Cee, como también lo será el castellano, como lengua oficial del Estado.

3) Los ciudadanos y las ciudadanas tienen derecho a ser atendidos/as y a obtener copia o recibir notificación municipal en el idioma oficial de su elección.

Artículo 4.

El artículo 4.1 podría se  ilegal, si se considere que el gallego es lengua de uso preferente por el ayuntamiento frente al castellano. La STC 31/2010 es clara al respecto.

El artículo 4.2 es ilegal a la luz de la doctrina del TC, ya que excluye el uso del castellano en prácticamente toda la documentación generada por el ayuntamiento.

El artículo 4.3 va frontalmente contra la doctrina del TC, ya que habla de un uso prioritario (sinónimo de “preferente”) del gallego, además de obligar a los ciudadanos que así lo deseen a requerir expresamente el uso del castellano, lo cual va frontalmente contra lo dispuesto en el FJ 23 de la STC 31/2010, que dice que no se puede exigir al ciudadano que requiera expresamente la documentación en castellano (o en gallego si fuese el caso). Como dijimos anteriormente, un reglamento ha de recoger la doctrina del TC y, por no hacerlo, el TSJC declaró ilegales muchos artículos de la ordenanza de normalización lingüística del ayuntamiento de Barcelona.

Artículo 5 (no entendemos la existencia de  un 5.1, si no hay 5.2)

Es un artículo con contenido similar en la ordenanza de As Pontes. No fue declarado ilegal, pero sí fue declarado ilegal un párrafo adicional. Éste es el párrafo anulado:

4.2.-O Concello requiriralles ós seus contratistas e provedores, cando sexan persoas físicas ou xurídicas con domicilio en Galicia, a presentación da documentación en galego e que, na máxima medida posible fagan uso do galego nos bens e servicios que sexan obxecto do contrato. Estes requisitos han de constar no prego de condicións dos contratos administrativos que aprobe o Concello.

Además se repite su contenido en el artículo 16. Pareciera que ha sido copiado y pegado de otras ordenanzas, lo que también explicaría la sorprendente presencia de los nombres Carballo y Pontevedra a lo largo del texto propuesto para su aprobación.

Artículo 6

Sería ilegal que se excluyese de manera absoluta el uso del castellano en la redacción de los asientos. No es que ya haya un uso preferente del gallego, es que se trata de un uso excluyente.

Artículo 7

Dado que la CE sólo prevé la presunción de conocimiento del castellano por parte de los españoles, no puede considerarse que entre en vigor una norma no publicada en castellano. El ciudadano que se sienta perjudicado por su aplicación podrá ampararse en que no ha sido publicada en castellano.

El resto del artículo 7 y el artículo 8 completo podrían plantear problemas de legalidad por ser excluido el uso del castellano, aunque se trate de documentos no administrativos. Existe jurisprudencia al respecto del TSJC: dentro de “otras lenguas” no se puede incluir al castellano, sino a otras lenguas no oficiales.

Artículo 9

Algo parecido puede decirse a lo dicho para el artículo 8.

Artículo 10.

Es inconstitucional sin más. Y de manera clara. Hay jurisprudencia al respecto: los cargos públicos pueden usar la lengua oficial que prefieran sin ninguna restricción, siempre que se respete el derecho de opción lingüística de los ciudadanos, pero tanto referido al gallego como al castellano.

El término “el territorio lingüístico gallego” no es aceptable en una norma jurídica. No hay más territorio gallego que el administrativo, que está determinado por la legislación vigente.

Artículo 12.

Es ilegal. Un reglamento ha de reflejar la legislación vigente, además de la doctrina del TC y la jurisprudencia del TS. No se puede excluir al castellano de la señalización municipal, mucho menos de la viaria.

La redacción del artículo 12.4 causa perplejidad. Debería decir que será necesario que el SNL dé el visto bueno para que se puedan colocar tales señalizaciones; pero dice que “dará”; es decir, que tendrá que darlo, incluso aunque hubiese faltas de ortografía.

Artículo 13

No existe administrativamente el concepto “áreas limítrofes de habla gallega”. Donde el gallego no sea oficial, los documentos oficiales han de ir redactados en castellano.

Ya no digamos los documentos dirigidos a organismos públicos radicados fuera de Galicia. Esta parte es exactamente igual que la que se declaró ilegal en la ordenanza del ayuntamiento de As Pontes y por lo tanto es ilegal:

10.2.-As comunicacións do Concello dirixidas á Administración civil ou militar do Estado e á Xustiza dentro do ámbito lingüístico galego redactaranse en lingua galega, independentemente do feito que esta documentación ou os expedientes que con ela se relacionen teñan o seu efecto fóra deste ámbito.

Artículo 14.

Ilegal de principio a fin. Aparece la ambigua expresión de “el ámbito lingüístico gallego”. Lo relevante es si el gallego es oficial en el territorio o no. Donde el gallego no sea oficial, los documentos han de estar redactados al menos en castellano, y es ilegal, y hay jurisprudencia (puesta de manifiesto en la sentencia del TSJC para la ordenanza del ayuntamiento de Barcelona) en lo que se refiere a que la versión en castellano no puede ser considerada mera traducción de la versión en gallego. A saber:

Pero es que por otra parte, la versión castellana no puede ser tratada como una mera traducción, pues constituye una forma de la norma que tiene exactamente el mismo valor que la forma catalana. En este punto la sentencia del Tribunal Constitucional núm. 83/86 rechazó la prioridad o prevalencia de la versión catalana sobre la castellana en un contexto menos extremo que el que nos ocupa pues las dos versiones eran igualmente oficiales y una y otra se publicaban. En consecuencia, es necesario declarar la nulidad de este precepto.

Artículo 15

Este artículo causa perplejidad y sonrojo. Se dice  que se redactarán en gallego “siempre que sea posible” ¿Pero es que hay casos en los que es imposible redactar algo en gallego? Otra cosa es que sea legal o procedente.

Artículo 16

Es igual que el 5.1

Artículo 17

Puede haber algunos inconvenientes legales, pero desde luego lo que es ilegal es lo referente a que miembros del SNL, como tales, puedan actuar como miembros de los tribunales de selección de personal. Esos tribunales actúan de manera colegiada y con unos requisitos que convierten en ilegal esta parte del artículo.

Galicia Bilingüe reitera su rechazo a los artículos ilegales, antidemocráticos y discriminatorios de la Ordenanza lingüística de Ferrol .

(28-10-15). En relación a la moción presentada por el partido Ciudadanos en el ayuntamiento de Ferrol, como asociación pro libertad de elección de lengua que defiende la co-oficialidad de ambas lenguas de Galicia,  queremos manifestar lo siguiente:

  1. En 2008 Galicia Bilingüe ya solicitó al entonces alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri, y lo reiteró en 2011, en entrevista con el Teniente de Alcalde, y responsable de la Concejalía de Normalización Lingüística de Ferrol, Don José Manuel Vilariño, que fuesen anulados varios artículos de la Ordenanza de Normalización Lingüística de este ayuntamiento por ser contrarios a derecho. Dado que la ordenanza fue aprobada antes de constituirse Galicia Bilingüe, no fue posible recurrirla, pero los mismos artículos o similares fueron declarados ilegales en el ayuntamiento de As Pontes. Es inaceptable que en una democracia  se  mantenga en vigor una norma a sabiendas de que no se ajusta a derecho.

Los artículos no 11 y 1.2 de la Ordenanza de Normalización Lingüística del Ayuntamiento de Ferrol son exactamente iguales a los de la Ordenanza de As Pontes de García Rodriguez, que ya fueron declarados no ajustados a derecho por el TSJG (sentencia de 23 de febrero de 2006) por vulnerar los artículos 3.1 y 3.2 de la CE y el artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía.

Los artículos 4.2 y 10.2 de la Ordenanza de Ferrol tienen una redacción idéntica a la de sus homólogos de la Ordenanza de As Pontes y que también fueron declarados contrarios a derecho por el TSJG por vulnerar normas de rango superior.

También, por el mismo motivo, son ilegales los artículos 25 y 31. El primero de estos fue declarado contrario a 98.1 de la Ley de Bases de Régimen Local, hoy derogado por la Ley 7/2007, pero ahora sería contrario al artículo 60.2 de esta Ley. El artículo 31 es ilegal por no existir habilitación legal alguna para imponer sanciones en el ámbito de que se trata (donde rige el principio de reserva de ley expresado en el artículo 25 de la CE), haciendo mención, además, la sentencia de que ni siquiera se tipifican las supuestas infracciones ni se establecen las posibles sanciones relacionadas con esta cuestión.

  1. Lo que pretendía Galicia Bilingüe denunciando los citados artículos y sigue reclamando hoy, es algo que va en contra de lo que los nacionalistas llaman “normalización”, pero a favor de lo que en cualquier democracia se entiende como normalidad. Lo normal en un ayuntamiento radicado en una comunidad autónoma que tiene dos lenguas oficiales y con habitantes que hablan una u otra lengua, es que ambas estén presentes en sus ayuntamientos, tanto en la señalización, como en los documentos o en cualquiera de los servicios que presta a los usuarios. Eso es lo que sucede en todas las democracias cuando conviven dos lenguas oficiales y lo dicta la doctrina del T.C. Será muy normalizador, pero no es normal ni es ético que una de las lenguas oficiales de Galicia esté proscrita del ayuntamiento. Será normalizador pero no es normal que se obligue a los contratistas y proveedores a presentar la documentación en gallego, nosotros creemos que deberían poder (y la ley los ampara para ello) presentarla en cualquiera de las dos lenguas. Por último, será bueno para la normalización pero contrario a lo que es justo y sensato, que una persona que opta a un puesto de trabajo sea sometido a lo que el encargado de la “normalización” del ayuntamiento considere ajustes de perfil. En un tribunal de oposición, los miembros no están representando a un organismo como el servicio de normalización, sino que juzgan en conjunto y de forma colegiada.

En definitiva, Galicia Bilingüe reclama que se ponga en valor el gallego, pero sin restar derechos y sin ir en contra de principios democráticos.  Lo reclamamos en su momento y ahora lo reiteramos: Ambas lenguas, gallego y castellano deben ser oficiales y de pleno uso por parte del  Ayuntamiento de Ferrol.

La Valedora insta a la Xunta a editar las cartillas infantiles de salud bilingües ante una queja de GB.

En un firme escrito, la Valedora rechaza, uno tras otro, los insólitos argumentos de la Xunta, que se resistía a respetar los derechos de los castellano hablantes.

Vigo. (20/10/2015).  La nueva Valedora del Pueblo de Galicia acaba de informar a Galicia Bilingüe de que la queja presentada en el mes de junio por la asociación pro libertad de elección de lengua en nombre de  los padres de un recién nacido en Galicia, a quienes no se les facilitaba la cartilla de salud infantil de su bebé en español, ha dado lugar a una recomendación institucional en la que la Valedora afirma no poder compartir los argumentos que la Xunta esgrime para negarse a facilitarles cartillas en castellano a los padres, y los insta a editarlas en formato bilingüe. En un pasaje de su escrito, la Valedora incluso recomienda a la Consellería de Sanidad que tome ejemplo de lo que se hace en el  Servicio Vasco de Salud.

Ante la imposibilidad de conseguir en el hospital la cartilla de salud en su idioma, los padres acudieron a Galicia Bilingüe, que intentó obtener el documento a través de la Consellería de Sanidad. La respuesta de la Xunta fue que las cartillas debidamente impresas sólo las editaban en gallego, e instaban al que las quisiera en español a descargar unas copias desde una web y manejarlas grapadas. Con anterioridad, otros padres de La Coruña habían reclamado lo mismo a través de Galicia Bilingüe y la Consellería se había comprometido a solucionarlo pero, obviamente, no lo habían hecho, por lo que en esta ocasión GB decidió acudir al Valedor. Una vez admitida la queja, se inició una insólita sucesión de solicitudes desde junio hasta septiembre desde esa institución a la Consellería de Sanidad requiriéndola a  facilitar información sobre esta queja.

Finalmente, la semana pasada, la Consellería remitió a la Valedora un asombroso informe en el que sostiene que no existe discriminación hacia los padres hispanohablantes porque pueden descargar copias de la cartilla de una web o dirigirse a la Xunta para que se las envíen. También alegan que editarlas al castellano supondría un gasto que no van a afrontar porque la demanda en este idioma es muy baja.

En su respuesta de ayer 19 de octubre a la Xunta,  la Valedora incide sobre  lo sensible de la información contenida en las cartillas, y en la especial importancia de que esos datos técnicos y recomendaciones sobre la salud sean perfectamente comprendidos, y añade:

“la entrega de la cartilla de salud infantil sólo en una de las lenguas cooficiales no garantiza esta imprescindible comprensión de su contenido, lo que se agrava si tenemos en cuenta que muchos de los términos que incorpora tienen un significado técnico muy preciso. Por otra parte, en los eventuales desplazamientos del niño o niña titular de la cartilla a otros lugares del Estado en los que el gallego no tiene la consideración de lengua cooficial, se dificulta de forma injustificada un adecuado conocimiento de la información contenida en la cartilla de salud por parte de los responsables sanitarios”

Asimismo, la Valedora, rechaza el argumento de que hay muy baja demanda de cartillas en castellano ya que este dato es imposible de cuantificar, toda vez que no se informa a las personas sobre la posibilidad de obtenerlas en esta lengua. Y añade “lo cierto es que no hay ningún tipo de comunicación pública de la Consellería, que tenga una difusión general, informando a los usuarios de que pueden solicitar la cartilla en castellano”

Ante el argumento de la Consellería en el sentido de que no existe discriminación, la Valedora señala que sí existe:

 “existe desde el momento en que se entrega la cartilla sólo en gallego y para disponer de ella en castellano debe descargarse de la página web y manejar una serie de folios impresos y grapados o debe solicitarse expresamente y esperar a que la impriman y envíen . Para las personas que la utilizan en gallego no se produce ninguna de esas situaciones “

Finalmente, en aplicación de las atribuciones que le confiere la Ley del Valedor, la Valedora insta a la Xunta a respetar el artículo 3 de la Constitución y le recomienda que edite las cartillas en versión bilingüe “de manera que toda la información esté disponible en las dos lenguas cooficiales de Galicia”. Asimismo recomienda que se informe a los usuarios sobre sus derechos mientras no se agoten los ejemplares monolingües en gallego.

La Xunta les ha estado negando hasta ahora a muchos padres su derecho a tener las cartillas de salud infantil en un idioma oficial, el que mejor comprenden, el que necesitan cuando se mueven por el resto del país, su idioma materno y el  de sus hijos. Es vergonzoso este empeño por parte de la Xunta en negar tercamente derechos saltándose la Constitución y haciendo caso omiso de la doctrina del TC. Resulta chocante que la Xunta se apresure a atender denuncias de discriminación por no usar el gallego en el ámbito privado, que finalmente se demuestra que tan sólo son montajes para llamar la atención, y que se realizan para retorcer la realidad y enmascarar algo evidente: que las administraciones gallegas son prácticamente monolingües en gallego. Mientras el Secretario General de Política Lingüística dedica su tiempo a atender denuncias falsas y montajes, en la administración que representa, y por parte de responsables de su propio partido, se cometen flagrantes vulneraciones de derechos lingüísticos como este caso de las cartillas de salud.

Descarga aqui el escrito de la valedora do pobo

Galicia Bilingüe aplaude la publicación de la nueva web bilingüe del Ayuntamiento de Lugo

Lugo (21 de mayo de 2015).- La asociación pro libertad de lengua Galicia Bilingüe valora muy positivamente la decisión del alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco,  de optar por utilizar las dos lenguas de Galicia en la nueva web oficial del Ayuntamiento. Galicia Bilingüe recurrió en su día la Ordenanza de ese ayuntamiento que regulaba el uso de las dos lenguas oficiales y que supone relegar al castellano a un uso marginal, excluyéndolo incluso en algunos ámbitos, en contra de lo dispuesto por la doctrina del Tribunal Constitucional. A día de hoy el recurso no ha sido resuelto por parte de la decisión del TSJ de Galicia. No sabemos si esta circunstancia ha influido o si el alcalde, motu proprio, ha decidido respetar escrupulosamente el hecho de la cooficialidad de las dos lenguas y los principios que se aplican en las democracias cuando existen dos lenguas oficiales en un territorio; pero lo cierto es que la web del Ayuntamiento de Lugo es la primera institución de ámbito local o autonómico que respeta la igualdad de derechos lingüísticos de los ciudadanos.

A Galicia Bilingüe le gustaría que todas las instituciones públicas, o privadas que actúan bajo concesión administrativa, siguiesen la senda que ha iniciado el Ayuntamiento de Lugo, algo que, a pesar de ser entidades privadas y no estar obligadas a ello, está siendo la tónica de cada vez más empresas, especialmente las más importantes. Galicia Bilingüe considera que ésta es la mejor manera de promocionar y fomentar el uso de una lengua, toda vez que es la única manera de que ningún ciudadano tolerante y de ideas democráticas se pueda sentir agraviado o molesto.

La actitud del alcalde de Lugo es especialmente meritoria teniendo en cuenta la posición beligerante del sector nacionalista del Ayuntamiento, que se negó a cambiar el proyecto de ordenanza, a pesar de que Galicia Bilingüe había enviado unas alegaciones bien fundadas en contra del contenido de dicho proyecto, cuyo texto ya no fue modificado.

 

Admitido el recurso de Galicia Bilingüe y entidades catalanas contra el decreto 591/2014 de la LOMCE

Actualmente en Galicia se puede estudiar alguna asignatura en español, pero los padres podrían necesitar de este Decreto compensatorio ante  cualquier cambio normativo que se pudiera aprobar en el futuro

 Admitido el recurso de Galicia Bilingüe y entidades catalanas contra el decreto 591/2014 de la LOMCE

Vigo (3-2-15). La sección 6ª de la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, ha admitido a trámite el recurso interpuesto por Galicia Bilingüe y entidades pro libertad de lengua de Cataluña contra el decreto 591/ 2014 del Ministerio de Educación, que desarrolla la Disposición Adicional  3o de la LOE, y lo ha remitido al Tribunal Supremo.

La LOMCE habilita a las Comunidades Autónomas a implantar sistemas de elección de lengua, como el actualmente vigente en el País Vasco, o de conjunción de ambas lenguas oficiales en la enseñanza como el de Galicia. El Decreto recurrido,  tiene por único objeto, regular el procedimiento para garantizar el derecho a recibir al menos parcialmente la educación en castellano cuando la administración de una comunidad autónoma no lo cumpla, pero ha sido redactado de tal manera, que vuelve impracticable el derecho que pretende garantizar. Las entidades pro libertad de lengua, han fundamentado el recurso en que el Decreto vulnera diversos preceptos constitucionales y de la propia LOMCE. Es una norma que va, entre otros, en contra del  principio de igualdad reconocido en el artículo 14 C.E, ya que los alumnos pertenecientes a la comunidad lingüística diferente del castellano, ven respetado su derecho a  la educación básica en su lengua en un centro público y de forma gratuita, un derecho fundamental  que se les niega a los alumnos castellano hablantes.

En la actualidad, en Galicia existe la posibilidad por Decreto de estudiar al menos alguna asignatura  en español y, por lo tanto, los padres gallegos no están legitimados para utilizar la vía compensatoria, pero los alumnos de Galicia podrían verse afectados en caso de producirse algún cambio normativo en esta comunidad que primara la llamada normalización lingüística sobre aquello que es mejor para el aprendizaje de los alumnos, como es, sin duda, estudiar en su lengua materna. Por otra parte, Galicia Bilingüe ha querido estar como tantas otras veces, al lado de las entidades pro libertad de lengua de Cataluña que luchan contra la perniciosa inmersión obligatoria.

El Decreto hace que el derecho que se pretende garantizar quede condicionado a requisitos y limitaciones excesivas que dificultan su ejercicio más allá de lo razonable y que lo despojan de la necesaria protección.

1. Los padres tienen que matricular previamente a sus hijos en dichos centros. Son ellos quienes tienen que localizarlo, encontrándose la mayor parte de las veces con el problema de su inexistencia a una distancia razonable de su domicilio o la negativa de la administración a proporcionarles los listados correspondientes

2. Se exige  a los padres que anticipen los gastos de matriculación y escolarización. Para que ese dinero les sea reembolsado, han de tramitar un procedimiento administrativo para que se les reconozca el derecho a la compensación, seguido de otro para justificar y obtener la liquidación de los gastos anticipados

3. Se limita el importe de los gastos de escolarización a lo que cuesta una plaza en un centro público por alumno, cuando en el privado, el precio suele ser superior.

Es insólito que en un Estado de Derecho, una ley prevea el incumplimiento por parte de un Poder Público de un deber constitucional, y no de uno cualquiera, sino de un deber prestacional que condiciona el ejercicio de un derecho constitucional de los ciudadanos. Impulso Ciudadano, Asociación por la Tolerancia, Galicia Bilingüe y Asamblea por una escuela bilingüe de Cataluña, acuden a los tribunales para lograr que, al menos, el procedimiento que garantiza el derecho a recibir, aunque sea parcialmente, la educación en castellano, sea regulado con garantías, de manera ajustada a la ley, y evitando las discriminaciones.

Más información: 608 27 61 03   630 27 89 89 629 14 04 70