Una joven residente en Orense tiene que matricularse en Guadalajara para estudiar un ciclo formativo en español

Galicia Bilingüe ha tramitado una queja por vulneración de derechos ante la Defensora del Pueblo

(  26-07-16). Una joven nacida en Andalucía, pero que reside en Orense desde hace un año, ha acudido a Galicia Bilingüe en busca de asesoramiento ante la imposibilidad de estudiar en español ni en Orense, ni en ningún otro lugar de Galicia, un Ciclo de Grado Superior que necesita para completar su formación.

 En el instituto de esta ciudad donde se imparte el ciclo a distancia, que es la modalidad en la que ella quiere matricularse para poder compaginar los estudios con su trabajo, le informaron de que la plataforma a través de la que se estudia y se realizan los trabajos, está exclusivamente en gallego. En cuanto a los exámenes, queda a criterio de los profesores decidir en que lengua habrán de realizarse. Por otra parte, toda la información publicada en la web de la Consellería de Educación sobre ciclos formativos, así como la documentación a cumplimentar para realizar la preinscripción, sólo están disponibles en gallego http://www.edu.xunta.es/fp/. Ante los requerimientos de Galicia Bilingüe, desde la Xunta de Galicia ofrecieron como solución que utilizase un traductor, o que siguiera las indicaciones de alguien de la Consellería para ir realizando la tramitación. En cuanto a la plataforma desde la que se estudia, afirmaron que tenían intención de traducirla al español próximamente, pero sólo el sistema operativo, no los contenidos, que seguirán estando exclusivamente en gallego. Cabe recordar que tras las denuncias de Galicia Bilingüe ante instancias europeas, la Xunta comenzó a añadir la opción castellano a sus páginas web. Pero todavía quedan restos de monolingüismo como este, además en una plataforma virtual con contenidos para estudiar y realizar trabajos.

Desde Galicia Bilingüe se le buscó a la joven un centro donde poder estudiar en español. El centro público más cercano a su lugar de residencia es el IES Brianda de Mendoza en Guadalajara, y ella debería trasladarse hasta allí para realizar las pruebas presenciales. Existe otro en Castilla León, pero se trata de un centro privado que no se puede costear. La asociación pro libertad de elección de lengua también  ha elaborado una queja que ella ha presentado ante la Defensora del Pueblo, ya que esta situación no sólo supone un claro caso de discriminación lingüística, sino también una vulneración del artículo 139.2 de la Constitución Española, que establece que no se podrán adoptar medidas “que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de circulación y establecimiento de las personas y la libre circulación de bienes en todo el territorio español”. Es evidente que de manera, cuando menos indirecta, se está obstaculizando su libertad de establecimiento en una parte del territorio de nuestro país y, de facto, a la hora de ejercer derechos fundamentales, se le está obligando a recibir información y un servicio público en una lengua que no es razonable suponer que haya tenido la posibilidad de conocer al punto de poder ejercer eficazmente los citados derechos. Este tipo de políticas excluyentes, que no sólo se aplican en Galicia, sino en la práctica totalidad de CC.AA con lengua cooficial, no sólo perjudican a ciudadanos concretos y suponen una vulneración de los derechos de los gallegos hispanohablantes o de quienes prefieren ser atendidos en español, sino que pueden disuadir a personas que, como esta joven, se trasladan a nuestra comunidad con la intención de establecerse. No se promociona el gallego excluyendo el español de una parte sustancial de la enseñanza, ni tratando a personas de nuestro país como extranjeros que necesitan un traductor para consultar información oficial.


Unha moza residente en Ourense ten que matricularse en Guadalaxara para estudar un ciclo formativo en español

Galicia Bilingüe tramitou unha queixa por vulneración de dereitos ante a Defensora del Pueblo

(  26-07-16). Unha moza nada en Andalucía, pero que reside en Ourense dende hai un ano, acudiu a Galicia Bilingüe na procura de asesoramento ante a imposibilidade de estudar en español nin en Ourense, nin en ningún outro lugar de Galicia, un Ciclo de Grado Superior  que necesita para completar a súa formación.

No instituto desta cidade onde se imparte o ciclo a distancia, que é a modalidade na que ela quere matricularse para poder compaxinar os estudos co seu traballo, informáronlle de que a plataforma a través da que se estuda e se realizan os traballos, está exclusivamente en galego. No que se refire aos exames, queda a criterio dos profesores decidir en que lingua se farán. Por outra banda, toda a información publicada na web da Consellería de Educación sobre ciclos formativos, así como a documentación a cumplimentar para realizar a preinscripción, só están dispoñibles en galego http://www.edu.xunta.es/fp/. Ante os requerimentos de Galicia Bilingüe, desde a Xunta de Galicia ofreceron como solución que utilizase un tradutor, ou que seguise as indicacións de alguén da Consellería para ir realizando a tramitación. A plataforma dende a que se estuda, afirmaron que tiñan intención de traducila ao español próximamente, pero soamente o sistema operativo, non os contidos, que seguirán a estar exclusivamente en galego. Cómpre lembrar que tralas denuncias de Galicia Bilingüe ante instancias europeas, a Xunta comezou a engadir a opción castelán ás súas páxinas web. Pero aínda quedan restos de monolingüismo como este, ademais nunha plataforma virtual con contidos para estudar e realizar traballos.

Desde Galicia Bilingüe buscóuselle á moza un centro onde poder estudar en español. O centro público máis perto ao seu lugar de residencia é o IES Brianda de Mendoza en Guadalaxara, e debería trasladarse ata alí para realizar as probas presenciais. Existe outro en Castela-León, pero trátase dun centro privado que ela non pode custear. A asociación pro liberdade de elección de lingua tamén  elaborou unha queixa que ela presentou perante a Defensora del Pueblo, xa que esta situación non só supón un claro caso de discriminación lingüística, senón tamén unha vulneración do artigo 139.2 de la Constitución Española, que establece que non se poderán adoptar medidas “que directa ou indirectamente obstaculicen a liberdade de circulación e establecemento das persoas e a libre circulación de bens en todo o territorio español”. É evidente que de maneira, cando menos indirecta, se está a obstaculizar a súa liberdade de establecemento nunha parte do territorio do noso país e, de facto, á hora de exercer dereitos fundamentais, estáselle obrigando a recibir información e un servizo público nunha lingua que non é razoable supoñer que tivese a posibilidade de coñecer ao punto de poder exercer eficazmente os citados dereitos. Este tipo de políticas excluíntes, que non só se aplican en Galicia, senón na práctica totalidade de CC.AA con lingua cooficial, non só prexudican a cidadáns concretos e supoñen unha vulneración dos dereitos dos galegos hispanofalantes ou de quen prefiren seren atendidos en español, senón que poden disuadir a persoas que, como esta moza,  se trasladan á nosa  comunidade coa intención de establecerse. Non se promociona o galego excluíndo o castelán dunha parte sustancial do ensino, nin tratando a persoas do noso país coma extranxeiros que necesitan un tradutor para consultar información oficial.

Enlace para enviar: http://galiciabilingue.es/gb/?p=8899

Los comentarios estan cerrados.