El TSJG anula una parte sustancial de la ordenanza lingüística del Ayuntamiento de Lugo atendiendo a un recurso de Galicia Bilingüe.
O TSXG anula unha parte substancial da ordenanza lingüística do Concello de Lugo atendendo a un recurso de Galicia Bilingüe.

 VERSIÓN EN ESPAÑOL.
El tribunal anula aspectos clave  desde la óptica nacionalista o “normalizadora” y sienta un útil precedente para reclamar el respeto al bilingüismo en otros ayuntamientos y organismos.

Vigo. (3/3/2016).  Tres años después de que Galicia Bilingüe recurriera ante los tribunales la Ordenanza de usos lingüísticos del Ayuntamiento de Lugo, que está en vigor desde que fue aprobada por el gobierno de coalición PSdG-BNG, con el apoyo del PpdG, por fin ha habido fallo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia. La asociación pro libertad de elección de lengua, velando por el respeto a la co-oficialidad, había recurrido la normativa, por vulnerar Leyes, como el Estatuto de Galicia, además de ser contraria a la doctrina del TC. La ordenanza no es un texto para promocionar el gallego, sino un intento de restringir derechos civiles a quienes prefieren relacionarse con la Administración en español, y ver su lengua, que también es oficial, compartiendo espacio con el gallego en las actividades y dependencias municipales.

GB impugnó total o parcialmente 20 artículos y logró que se anularan parcialmente 10, y 3  en su totalidad. El Tribunal ha aceptado, principalmente, aquellos artículos que vulneraban flagrantemente el Estatuto o la Constitución. En cuánto a los artículos impugnados por ir, a juicio de GB, en contra de la doctrina del TC, y no anulados, el Tribunal se ha decantado por no interpretar dos Leyes autonómicas acorde con la doctrina establecida por el TC en los fundamentos jurídicos 14 y 23 de la STC 31/2010, sobre el Estatuo de Cataluña; o puede que, intentando agilizar el proceso, no se planteó presentar una cuestión de inconstitucionalidad, ya que la doctrina citada no admite que se pueda excluir el uso del castellano en ningún tipo de documentación oficial, y esto ha de quedar expresamente reflejado en una norma de carácter reglamentario. Pero la sentencia es altamente positiva desde la óptica de la libertad de lengua. Desde Galicia Bilingüe manifestamos nuestra satisfacción,  ya que con esta sentencia se declaran ilegales prácticas que son la clave de la llamada normalización lingüística. Así, el tribunal ha declarado ilegal lo siguiente:

  1. Es ilegal proclamar que el gallego es oficial en un organismo sin mencionar expresamente que el castellano también lo es.
  2. Es ilegal prohibir el uso del castellano en los plenos municipales.
  3. Es ilegal excluir el castellano de la rotulación de las oficinas y despachos municipales.
  4. Es ilegal obligar a contratistas y proveedores municipales a usar sólo el gallego en los bienes y servicios que sean objeto de contrato.
  5. Es ilegal obligar a usar sólo el gallego a terceros que realicen  estudios, proyectos, o trabajos para el Ayuntamiento.
  6. Es ilegal obligar a una persona que prefiera ser atendida en castellano por el Ayuntamiento, a tener que solicitarlo formalmente.
  7. Es ilegal establecer que la lengua de uso oral en el Ayuntamiento con los usuarios será sólo el gallego.
  8. En la expresión “ámbito lingüístico gallego” que aparece en varios artículos de la ordenanza, se declara ilegal el uso del término “lingüístico”. Ha de usarse “ámbito gallego”
  9. Es ilegal obligar a los cargos públicos a usar el gallego en actos públicos cuando ejerzan sus funciones o representen al Ayuntamiento. Tienen derecho a usar también el castellano.
  10. Es ilegal que se exija a contratistas, concesionarias, proveedores y demás agentes externos al ayuntamiento a usar el gallego en rotulaciones, recibos, contratos, etc.
  11. Es ilegal que las señalizaciones de la red viaria estén sólo en gallego.
  12. El ilegal excluir el uso del castellano de los cursos de formación de los empleados municipales.
  13. Es ilegal obligar a las entidades juveniles, deportivas, culturales, etc, que  reciben subvenciones, a usar sólo el gallego en sus actividades, cartelería publicidad o comunicación,  oral y escrita.

Esta sentencia abre la puerta a que se adapte la normativa de tantos ayuntamientos  y otros organismos públicos y da la razón a Galicia Bilingüe en reclamaciones como la que ha mantenido con el Ayuntamiento de Pontevedra que, desoyendo las recomendaciones del Valedor del Pueblo, insiste en excluir el español de las señales viarias. Existen muchas ordenanzas municipales en Galicia no ajustadas a derecho, pero Galicia Bilingüe sólo ha podido recurrir la de Lugo, porque las demás fueron aprobadas antes de la creación de la asociación y, por ello, había expirado el plazo recurrirlas por vía directa. En este momento, el Ayuntamiento de Cee, ha encargado un informe jurídico ante las advertencia de que la normativa que estaba a punto de aprobar no se ajustaba a derecho y supone una imposición absurda y fuera de lugar en una democracia. Esperamos que los organismos oficiales de Galicia inicien a partir de ahora un camino nuevo que refleje la realidad bilingüe de la sociedad gallega y el respeto a la co-oficialidad a que obligan la Constitución y  las Leyes, una práctica muy sana desde un punto de vista democrático, aunque divergente de la que aplican quienes utilizan los idiomas como arma política, de separación y también  un negocio.

ORDENANZA.
SENTENCIA.

VERSIÓN EN GALEGO
 O tribunal anula aspectos clave dende a óptica nacionalista ou “normalizadora” e senta un útil precedente para reclamar o respecto ao bilingüismo noutros concellos e organismos.

Vigo. (3/3/2016).  Tres anos despois de que Galicia Bilingüe recorrese aos tribunais a Ordenanza de usos lingüísticos do Concello de Lugo, que está en vigor dende que foi aprobada polo goberno de coalición PSdG-BNG, co apoio do PpdG, por fin hai sentenza do Tribunal Superior de Xusticia de Galicia. A asociación pro liberdade de elección de lingua, velando polo respecto á co-oficialidade,  recorrera a normativa, por vulnerar Leis, como  o Estatuto de Galicia, ademais de ser contraria á doutrina do TC. A ordenanza non é un texto para promocionar o galego, senón un intento de restrinxir dereitos civís a quen prefiren relacionarse coa Administración en español, e ver a súa lingua, que tamén é oficial, compartindo espazo co galego nas actividades e dependencias municipais.

GB impugnou total ou parcialmente 20 artigos e conseguiu que se anulasen parcialmente 10, e 3  na súa totalidade. O Tribunal aceptou, principalmente, aqueles artigos que vulneraban claramente o Estatuto ou a Constitución. No que se refire aos artigos impugnados por ir, a xuízo de GB, en contra da doutrina do TC, e non anulados, o Tribunal elixiu  non interpretar dúas Leis autonómicas acorde co a citada doutrina establecida nos fundamentos xurídicos 14 e 23 da STC 31/2010, sobre o Estatuto de Cataluña; ou pode que, tentando axilizar o proceso, non se formulou presentar unha cuestión de inconstitucionalidade, xa que a doutrina citada non admite que se poida excluír o uso do castelán en ningún tipo de documentación oficial, e isto ten que quedar expresamente reflectido nunha norma de carácter regulamentario. Pero a sentenza é altamente positiva dende o punto de vista da liberdade de lingua. Dende Galicia Bilingüe manifestamos a nosa satisfacción,  xa que con esta sentencia  decláranse ilegais prácticas que son a chave da chamada normalización lingüística. Así, o tribunal declarou ilegal o seguinte:

  1. É ilegal proclamar que o galego é oficial nun organismo sin mencionar expresamente que o castelán tamén o é.
  2. É ilegal prohibir o uso do castelán nos plenos municipais.
  3. É ilegal excluir o castelán da rotulación das oficinas e despachos municipais.
  4. É ilegal obrigar a contratistas e proveedores municipais a usar soamente o galego nos  bens e servizos que sexan obxecto de contrato.
  5. É ilegal obrigar a usar soamente o galego a terceiros que realicen estudos, proxectos, ou traballos para o Concello.
  6. É ilegal obrigar a unha persoa que prefira ser atendida en castelán polo concello, a ter que solicitalo  de xeito formal.
  7. É ilegal establecer que a lingua de uso oral no Concello cos usuarios será soamente o galego.
  8. Na expresión “ámbito lingüístico galego” que aparece en varios artigos da ordenanza, declárase ilegal o uso do termo “lingüístico”.
  9. É ilegal obrigar aos cargos públicos a usar o galego en actos públicos cando exerzan as súas funcións ou representen ao concello. Teñen dereito a usar tamén o castelán.
  10. É ilegal que se esixa a contratistas, concesionarias, proveedores e demais axentes externos ao concello a usar o galego en rotulacións, recibos, contratos, etc.
  11. É ilegal que as sinalizacións da rede viaria estean soamente en galego.
  12. É ilegal excluír o uso do castelán dos cursos de formación dos empregados municipais.
  13. É ilegal obrigar ás entidades xuvenís, deportivas, culturais, etc., que reciben subvencións, a usar soamente o galego nas súas actividades, cartelería, publicidade ou comunicación,  oral e escrita.

Esta sentenza abre a porta a que se adapte a normativa de tantos concellos  e outros organismos públicos e dá a razón a Galicia Bilingüe en reclamacións como a que  mantivo co Concello  de Pontevedra que, desatendendo as recomendacións do Valedor do Povo, insiste en excluír o español dos sinais viarios. Existen moitas ordenanzas municipais en Galicia non axustadas a dereito, pero Galicia Bilingüe soamente puido recorrer a de Lugo, porque as demais foron aprobadas antes da creación da asociación e, por iso, expirara o prazo para recorrelas por vía directa. Neste momento, o Concello de Cee, ten encargado un informe xurídico ante as advertencia de que a normativa que estaba a piques de aprobar non se axustaba a dereito e supón unha imposición absurda e fóra de lugar nunha democracia. Agardamos que os organismos oficiais de Galicia inicien a partires de agora un camiño novo que sexa un espello da realidade bilingüe da sociedade galega e do respecto á  co-oficialidade a que obrigan a Constitución e as Leis, unha práctica moi sana dende o punto de vista democrático, malia que diverxente da que aplican quen utilizan os idiomas como arma política, de separación e tamén como un negocio.
Adjuntamos ordenanza en la que hemos destacado lo que ha sido anulado, y sentencia .
Adxuntamos ordenanza na que destacamos o que foi anulado, e a sentenza.

Enlace para enviar noticia

Los comentarios estan cerrados.